miércoles, 1 de abril de 2015

LOS ROCKING BOYS


Puede resultar extraño que uno de los conjuntos más prolíficos de los primeros años 60 proceda de una localidad como La Línea de la Concepción (Cádiz), aparentemente alejada de los incipientes centros musicales del momento. Pero eso es sólo apariencia, porque ya desde finales de la década de los 50, en el extremo sur de la península se escuchan emisoras como Radio Gibraltar, Radio Tánger o la emisora de la base norteamericana de Rota. Entre los jóvenes que sintonizan esos diales se encuentran unos chicos de La Línea que deciden formar un grupo musical.

Este grupo, nacido en La Línea de Concepción (Cádiz) fue proyectado por José Gómez (guitarra y coros), que pronto convence a sus vecinos Agustín Martínez (batería y cantante) y Carlos Jaime (saxo y piano) para que se embarquen en la aventura. Después fichan como bajista al portugués Ricardo Oliveira. Con un instrumental de lo más precario se lanzan a actuar allí donde sale a partir de 1960. En el verano de ese año les sale una actuación en Ceuta y allí conocerán a José Garzón, que pasará a dirigir los destinos comerciales del grupo. En 1961, tras un rodaje de bailes y fiestas patronales, marchan a Madrid para participar en el I Festival Internacional de Conjuntos Musicales en el que obtendrán el 2º premio consistente en diez mil pesetas y un trofeo cedido por Gallina Blanca, por delante de grupos tan acreditados como Los Pekenikes. Han pasado de ser unos desconocidos a aparecer en diarios y revistas.

Tras esta exitosa participación, fichan por Belter y como 1962 es el año del twist graban varios EP dedicados a este nuevo ritmo que se venden razonablemente bien. Regresan a Madrid para participar en una de las históricas matinales del Price y actuar varias semanas en clubes de la cadena Consulado. Su discográfica les impone varias grabaciones de compositores de la casa y adaptaciones ajenas a su estilo que en nada ayudan a la carrera del grupo. Durante 1963 se suceden actuaciones y el grupo salta nuestras fronteras para actuar en Marruecos y Portugal. Salen a la venta nuevos discos destinados a españolizar ritmos foráneos: madison, popeye, surf, etc.

Todo parece ir viento en popa hasta que la mili deshace el grupo en 1964. Carlos y Agustín deben cumplir su periodo militar en España y Ricardo debe hacer lo propio en Portugal. The Rocking Boys dejan de existir durante varios años. Carlos y Ricardo ya nunca se reincorporarán al grupo. A finales de 1965, José y Agustín rehacen el grupo, entrando entonces Juan Ruiz (bajo) y Salvador Maruenda (órgano).

Regresan a la actividad con un estilo netamente pop, participando en festivales como los de Mallorca, Duero y de Conjuntos de León, dejando registrados algunos discos más, siempre en formato EP, con las canciones ajenas defendidas en dichos festivales y con covers españoles de temas procedentes de Gran Bretaña y Estados Unidos.
  En 1966 rompen con Garzón, que estaba en aquellos momentos centrado en la carrera de The Brisks. Se van a Barcelona y actúan en el San Carlos Club, popularizado por la canción homónima de Los Sirex, y en la Costa Brava. Después se establecen por un breve tiempo en Madrid, actuando de nuevo con asiduidad en el centro y sur de España. La última parte de su carrera la realizan en Bilbao, registrándose algún nuevo cambio de componentes para disolverse definitivamente en 1969.

LOS ROCKING BOYS – TE HAN VISTO CON OTRO

LOS ROCKING BOYS – CUANDO LLEGUE SEPTIEMBRE

LOS ROCKING BOYS – QUE SIGA EL TWIST

LOS ROCKING BOYS – TE HAN VISTO CON OTRO

LOS ROCKING BOYS – SU HISTORIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada