sábado, 19 de diciembre de 2015

CHRIS REA


Es un exquisito cantante, guitarra y autor que se formó en los años 70 y debutó en 1978 en el sello Magnet Records. Miembro de una familia numerosa, Chris se inició en la música en 1971, actuando en clubs y bares, para regresar finalmente a Cleveland en 1973, desilusionado con el show-business. Hasta 1976, año en que viajará a Londres, trabajó y cantó alternativamente. En Inglaterra debutó componiendo la música del film "Black joy" y en 1978 editó su primer álbum, confirmando su categoría con los tres siguientes: Deltics (79), Tennis (80) y Chris Rea (82).
  La voz de Rea es una de las características más distintivas de éste, siendo de tonalidad grave (posiblemente baritónica) y de timbre rasgado, a semejanza de la de vocalistas como Barry White o Tom Waits. Según el propio Rea, el ser cantante no había sido nunca una de sus metas musicales, confesando que hubiera preferido ser el letrista y guitarrista, antes que el líder de un grupo. Por otra parte, al inicio de su carrera, los productores musicales trataron de resaltar su faceta de cantante melódico, imagen que ha perdurado en buena parte de las fórmulas de promoción del artista, a pesar del rechazo de éste.
Chris Rea es un autor prolífico que se ve obligado a desechar buena parte de los temas que compone por limitaciones y exigencias de las casas discográficas a pesar de que afirma producir suficiente material para publicar dos o tres álbumes al año. Rea asegura que casi todas sus composiciones comienzan como temas de blues, aunque posteriormente sean arregladas en otros estilos musicales, normalmente por exigencias de las compañías discográficas. Nunca ha hecho versiones de temas de otros artistas, salvo en directo y en circunstancias especiales como conciertos benéficos, etc.
En 1983 y producido por él mismo ante la negativa de su discográfica, Magnet Records, de financiar este nuevo proyecto, se publica el álbum Water sign con un claro matiz electrónico. Ayudado por las giras de promoción del disco por el Reino Unido y Alemania; el público y la crítica acogen bien este cuarto disco de Chris Rea. Sus siguientes álbumes Wired to the moon (84) y Shamrock diaries (85), mantienen la buena acogida del anterior y Chris Rea alcanza la popularidad también en Holanda, Bélgica y Australia. Con el álbum On the beach (86), Chris Rea logra al fin ser un número uno. Seguidamente y en 1987 se lanza el álbum Dancing with strangers. En 1988, Chris Rea, graba nuevamente sus primeras canciones ya publicadas, pero ahora a su manera, y las incluye en el recopilatorio New light through old windows: The best of Chris Rea.
  
En 1989, Chis Rea pone a la venta en el mercado el que sin duda es su mayor éxito comercial The road to hell. Chris, sigue en el candelero y sus discos ocupando las primeras posiciones de las listas de ventas como sucede con Auberge (91). El último disco que Chris Rea graba para la discográfica Magnet Records es God's great banana skin (92) en donde ya incluye algunas pinceladas de otros estilos musicales que quiere abarcar como el blues y el jazz. Ficha por el sello EastWest una división de la poderosa Warner y sigue produciendo sus discos. Sus primeros álbumes para la nueva Compañía son Espresso logic (93) y el recopilatorio de todos sus éxitos The best of Chris Rea (94). A finales de este año de 1994 el músico sufre una peritonitis y es intervenido quirúrgicamente al menos en cinco ocasiones, por lo que obligatoriamente tiene que pasarse unos meses en el hospital, que aprovecha para ir dando forma a su próximo álbum la banda sonora del film La passione (96), que resulta ser un fracaso.
Para resarcirse en 1998 edita el álbum The Blue Cafe que tiene una buena acogida, lo que no sucede con el siguiente álbum The road to hell part 2 (99) considerado por muchos como el peor disco de toda su carrera. No tiene más remedio que volver al sonido clásico de sus producciones triunfadoras y en esa línea trabaja para el álbum King of the beach (2000) que consigue buenas críticas pero no tan buenas ventas. A comienzos de la siguiente década, Chris, tiene problemas de salud derivados de un posible cáncer de páncreas. Después de una delicada operación que logra superar, en su convalecencia se dedica con gran ahinco a sus aficiones: la pintura y la composición. Superada la depresión post-operatoria Chris Rea sigue componiendo, pintando y grabando nuevos discos hasta la actualidad. A destacar los álbumes, The very best of (2001), Blue street (Five guitars) (2002), Dancing down the stony road (Edel, 2002), Hofner blue notes (2003), y The blue juke-box (2004). 
El álbum (Blues guitars) del año 2005 está considerado como una verdadera obra maestra, lo que venía a demostrar que, a pesar de su delicada salud, Chris Rea, seguía con la inspiración muy clara y en plena faena, aunque obligatoriamente había reducido considerablemente el número de sus giras. El mismo año 2005, se edita una nueva recopilación de éxitos titulada Heartbeats: Greatest hits. Sus últimos álbumes son: The road to hell & back (2006), The return of fabulous Hofner Bluenotes (2008), Still so far to go...The best of (2009), Santo Spirito blues (2011) y The journey 1978-2009 (2012). 


CHRIS REA – ON THE BEACH

CHRIS REA – LOVING YOU AGAIN

CHRIS REA – AND YOU MY LOVE

CHRIS REA – BLUE CAFÉ

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada