martes, 29 de diciembre de 2015

LOS FALCONS



No transcurre mucho tiempo desde que el Grupo 15 tira la toalla, cuando en diciembre de 1974, dos de los componentes de aquel grupo: Rafael José Aguiló (batería) y Josep -Pep- Nadal (bajo) formarán una nueva banda junto a dos componentes de Harlem, otro grupo mallorquín mucho menos conocido: Damiá Tomás (cantante, guitarra, mandolina) y Josep Portell (teclados). Habían nacido Falcons. Músicos veteranos, en la treintena, con miles de horas de escenario.

En 1978 se trasladan por un tiempo a Madrid y su estilo, cercano al de las grandes bandas norteamericanas de la Costa Oeste, impacta. Varios sellos se interesan por sus servicios y en septiembre de aquel año aparece “Terciopelo y Fuego” (Philips, 1978). Uno de esos temas redondos que se hacen comerciales sin hacer la mínima concesión a la comercialidad. Cinco semanas en la cabecera de Los 40 Principales y el número uno absoluto de ventas justo en la última semana del año.

Ante la buena acogida del disco se acelera la publicación del LP “Falcons” (Philips, 1978). Se hacen dos versiones de las canciones. Como curiosidad, apuntar que se registran en inglés y aparecen firmadas por King, Zanack y Valentino. ¿A qué no adivinan quiénes son realmente estos mendas? Pues King, el letrista inglés, es el incombustible Eduardo Bartrina, Zanack es José Luis Armenteros y Valentino es Pablo Herrero. En la versión española, que será la que aquí se publique, la letra se le adjudica a José Luis Recuero.

“Deja Todo y Vente a N.Y.” (Philips, 1979) será el segundo single. Una pieza cantada a varias voces de marcado sonido acústico que recuerda a Neil Young y compañía. No aguanta una comparación con su triunfal sencillo anterior y, claro, tampoco aguantó ni de lejos el nivel popular y económico señalado por el grupo. Se publica un segundo largo, “Falcons II” (Philips, 1979), un trabajo hecho con sapiencia y honestidad pero falto de ese imperceptible atractivo necesario en cualquier disco aspirante al éxito.

Al año siguiente harán un nuevo intento, tirando de ritmillos comerciales rayanos con el pop  más comercial y la música disco. “Como Tú” (Philips, 1980) se defendió aceptablemente como single y fue más radiado y bailado que vendido. En cambio, el tercer LP titulado igual que su canción más representativa, “Como Tú” (Philips, 1980),vendió menos que sus dos predecesores.

Los acontecimientos, los nuevos estilos musicales y el lastre de su monumental Terciopelo y fuego obligan a la retirada de una banda desmoralizada que ve pasar en blanco el año 1981 con cada vez más escasas galas y afronta su último año, 1982, sin discográfica.


LOS FALCONS – TERCIOPELO Y FUEGO

LOS FALCONS – COMO TÚ

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada