domingo, 27 de diciembre de 2015

VICENTICO VALDÉS


Vicentico Valdés Valdés (1921-1995). Popular cantante cubano de extensa carrera, intérprete emblemático del bolero.

Vicente Valdés nació en la barriada de Cayo Hueso, La Habana, el 10 de enero de 1921. Hermano menor de Alfredito Valdés (1908–1988), versátil cantante que actuó con numerosos grupos de sones, conjuntos y orquestas en Cuba hasta que, hacia 1940, se radicó fuera de Cuba –fundamentalmente en Nueva York y México– donde continuó su carrera artística. Otros dos hermanos de Vicente, Marcelino y Oscar, se destacaron como percusionistas, y éste último, también como cantante en el grupo Irakere.

En 1937, recomendado por Alfredo, Vicentico cantó por un corto tiempo con el Segundo Septeto Nacional. Integró también el sexteto de sones Jabón Candado. Más tarde, sustituyó a Alfredo como cantante en la orquesta de Cheo Belén Puig, una de las más famosas agrupaciones cubanas del formato charanga. Con posterioridad, integró la orquesta Cosmopolita, de formato jazz band, dirigida por Vicente Viana y luego por el pianista y compositor Humberto Suárez. Formó parte, con Marcelino Guerra “Rapindey” y Cristóbal Dobal, entre otros, del sexteto Los Leones.

A mediados de la década de 1940, ante la difícil situación económica que vivía Cuba tras la II Guerra Mundial, Vicentico, al igual que otros muchos artistas cubanos de la época, marchó a México para explorar nuevos horizontes para su trabajo en la música. En la capital mexicana actuó con el conjunto Tropical de Humberto Cané, y las orquestas de Arturo Núñez, Rafael de Paz y Chucho Rodríguez, con las que más tarde grabó Benny Moré. Por esos años recibió sus primeras ovaciones en el escenario del Follies.

En México, entre 1946 y 1947, realizó para la firma Peerless grabaciones discográficas, respaldado por las orquestas del mexicano Rafael de Paz y el cubano Absalón Pérez. El repertorio escogido para estos discos estaba integrado casi en su totalidad por guarachas, afros y sones montunos, que había popularizado en Cuba Orlando Guerra “Cascarita” con la Orquesta Casino de la Playa.  Vicentico fue contratado como cantante de la agrupación musical del pianista boricua Noro Morales en Nueva York a finales de 1947. En esa ciudad hizo en el Teatro Hispano una exitosa. También se presentó en los teatros Million Dollars, Park Plaza y Puerto Rico.

En 1948 ingresó como cantante, junto con su hermano Alfredo, en la orquesta de Tito Puente. Con Puente grabó sus primeros boleros (entre ellos Quiéreme y verás, de José Antonio Méndez) para la firma Seeco. Con Tito Puente realizó numerosas grabaciones a lo largo de su carrera. En 1953 la casa discográfica Seeco propició la realización de un grupo de grabaciones con la Sonora Matancera, las cuales tuvieron gran repercusión en Cuba, donde apenas era conocido, y en otros países caribeños.

En la década de 1950 actuó en Buenos Aires, Argentina, donde lo nombraron “El Gardel cubano”, y en México, país en el cual sus grabaciones alcanzaron altos niveles de venta. Por esos años un locutor de radio lo bautizó “la voz elástica de la canción”.

En diciembre de 1958, en los estudios de Radio Progreso, respaldado por la Sonora Matancera, grabó un disco de larga duración de boleros que lo afianzaron como solista del género sentimental. A partir de entonces, en Nueva York, con grandes orquestas de estudio que dirigieron René Hernández, Joe Cain, y más tarde Charlie y Eddie Palmieri, realizó nuevas grabaciones que se distribuyeron con celeridad por toda América Latina. Su peculiar estilo de interpretar letra y melodía, además del singular color de su voz, lo distinguieron entre los intérpretes del bolero. Sus grabaciones posteriores se “adaptaron” al gusto del público de los años sesenta y setenta.

En la década de 1980 inició una fructuosa colaboración artística con la orquesta del músico boricua Bobby Valentín que produjo varios discos en los cuales reeditó muchos de sus exitosos números de antaño junto a nuevas composiciones con arreglos orquestales y dirección musical de Mandy Vizoso.
Vicentico Valdés falleció en la ciudad de Nueva York el 26 de junio de 1995.

VICENTICO VALDÉS – LOS ARETES DE LA LUNA

VICENTICO VALDÉS – ENVIDIA

VICENTICO VALDÉS – AQUEL AMOR

VICENTICO VALDÉS – AMARRADITOS

VICENTICO VALDÉS – POPURRI DE ÉXITOS

VICENTICO VALDÉS – COMO FUÉ

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada