domingo, 29 de septiembre de 2019

FALLECE JOSÉ JOSÉ


José Rómulo Sosa Ortiz, nació en Azcapotzalco (Ciudad de México) y falleció este sábado pasado, 28 de septiembre de 2019 en Homestead (Florida, EEUU). Fue conocido como José José o “El príncipe de la canción”.  Fue el primer hijo de José Sosa Esquivel y Margarita Ortiz, dos cantantes de ópera y zarzuela que se conocieron en el Conservatorio Nacional de Música. Su padre educó a sus tres hijos en la música clásica y les previno de Elvis Presley, de todo lo que oliera a rock and roll y a twist. Como solo trabajaba dos veces al año en la ópera tenía que ganarse la vida tocando el órgano en la Iglesia de un barrio rico. José José contó que le atormentaba ver su talento desperdiciado en una parroquia. Murió sumido en el alcohol. Su hijo casi también. Y el nombre artístico lo escogió en homenaje a él: dos veces José.
Los mejores tiempos no duraron mucho. Sus pulmones se llenaron de pus y su diafragma se quedó paralizado. Había sufrido una neumonía fulminante. Era el año 1972. Todo el mundo le decía que estaba muy joven para destruirse de esa manera. Tenía 24 años. Se había alimentado de ron y cualquier estupefaciente que le ayudara a distanciarse de su primer divorcio con Kiki Herrera, su primera gran traición, según explica él mismo en sus memorias, Esta es mi vida (Grijalbo, 2008). Pero lo haría igual después, por una relación nociva con Ana Elena Noreña (la madre de dos de sus hijos), por la falta de dinero tras el saqueo de diferentes representantes, por la ausencia de su voz, porque dentro de él estaba dormida una depresión aguda que despertaba cada vez que había una dificultad. José José comenzó desde joven a vivir esporádicamente en centros de rehabilitación para drogadictos.
Un día, en aquellos años, después de presentar el disco que lo precipitó a la decadencia, 40 y 20, salió a cantar borracho y tras entonar como pudo la primera canción se echó a llorar.
Poco antes de ser internado de nuevo en un centro para drogadictos, vivía en un taxi con un grupo al que apodaba El escuadrón de la muerte. Sara Salazar, Sarita, su última mujer, madre de su hija menor, es a quien le debe su resurrección de aquel agujero negro sin salida.
Ya sin voz, agotada por inyecciones de cortisona durante años, pues era lo único que le permitía disfrazar los síntomas de su autodestrucción, se dedicó a las telenovelas. Él, que había vendido más de 100 millones de discos, que había llenado el Madison Square Garden y el Radio City Music Hall de Nueva York, además de las mejores plazas de Las Vegas, tuvo que recurrir a algunos papeles en Televisa para recuperarse económicamente. En 2007 sufrió una parálisis facial en la mitad de su cara debido a la enfermedad de Lyme, que le afectó también al habla.
Desde entonces, cuentan los más cercanos, se volvió un hipocondríaco. Además de la diabetes que desarrolló por su alcoholismo, en 2001 padeció un enfisema pulmonar, tenía una hernia de hiato y una depresión con la que aprendió a vivir. José José pasaba exámenes médicos cada año, y hace dos le detectaron cáncer de páncreas.
“Gavilán o paloma”, “La nave del olvido”, “Lo dudo”, “Mi vida”, “Almohada” y, por supuesto, “El triste” seguirán sonando en el repertorio colectivo de cualquier mexicano. También en las cantinas, en los amaneceres etílicos de varias generaciones, en los chalés de lujo y en las barriadas. Porque los dioses de la canción mexicana como José José son de las pocas cosas que unen a este país.
(Resumen del Diario El País)




JOSÉ JOSÉ – 40 Y 20

JOSÉ JOSÉ – LA NAVE DEL OLVIDO

JOSÉ JOSÉ – AMAR Y QUERER

JOSÉ JOSÉ - ALMOHADA

JOSÉ JOSÉ – EL TRISTE

JOSÉ JOSÉ – POPURRI DE ÉXITOS

VERSIONES DE UN TEMA: KILLING ME SOFTLY WITH HIS SONG


Este es un tema para dejarse morir suavemente. A ritmo de blues pero también de copla. Basada en un poema de Lory Lieberman, la compusieron Charles Fox y Norman Goimbel en 1971. Pero fue Roberta Flack la que la convirtió en éxito, con ella ganó tres Grammy. Luego vinieron las versiones de Fugees o Sinatra. Entre las voces en español que la han interpretado: Tino Casal, Amara Portuondo o más recientemente Pitingo.


ROBERTA FLACK - KILLING ME SOFTLY WITH HIS SONG

FUGGES - KILLING ME SOFTLY WITH HIS SONG

FRANK SINATRA – KILLING ME SOFTLY WITH HIS SONG

TINO CASAL – KILLING ME SOFTLY WITH HIS SONG

AMARA PORTUONDO – KILLING ME SOFTLY WITH HIS SONG

PITINGO - KILLING ME SOFTLY WITH HIS SONG

viernes, 27 de septiembre de 2019

JOHNNY & JACK


Duo de música country formado en 1938 en Nashville (Tennessee) por Johnny Wright (nacido en 1914 en Mont Juliet, Tennessee) y Jack Anglin (nacido en 1916 en Columbia, Tennesse). Johnnie y Jack, eran acompañados por Tennessee Mountain Boys. Trajeron una nueva tensión rítmica a la música country, tanto en su uso de ritmos latinos como en el impulso desenfrenado de su combo, y de todos los dúos cantantes, fueron los más inclinados a estirar los límites de su sonido, desde bluegrass hasta sagrados, hasta increíbles covers de R & B melodías sin nada de su alma country diluida en el trato.

Johnny Wright y Jack Anglin comenzaron a tocar juntos en 1938, formando una banda de cuerdas, con la nueva esposa de Johnnie, Muriel Deason, a quien más tarde cambiaría el nombre de Kitty Wells. Su sonido en los primeros días estuvo muy influenciado por los hermanos Delmore y los hermanos Monroe, Charlie y Bill. Como lo dijo claramente Johnnie: "Estábamos tan verdes que no sabíamos que era necesario que desarrollases tu propio estilo. Al principio solo copiamos y copiamos su sonido". Un miembro importante de la unidad fue el hermano de Jack, Jim Anglin, quien contribuyó con una armonía de alto tenor, tanto en vivo como en discos y contribuyó poderosamente como compositor durante la asociación de 25 años del dúo.

La banda de Johnnie & Jack, entonces llamada Tennessee Hillbillies, acababa de ponerse en marcha  en emisiones de radio en estaciones locales cuando la Segunda Guerra Mundial suspendió temporalmente el proyecto cuando Jack se unió al ejército. Reunidos después de la guerra, Johnnie & Jack, continuaron donde lo dejaron, añadiendo al grupo a Smilin Eddie Hill y un joven guitarrista llamado Chet Atkins. 

Al final de estos años, habían hecho sus primeros discos para Apollo Records, con sede en R & B, fuera de la ciudad de Nueva York. Después del fracaso de los primeros años (la compañía se negó a enviar copias promocionales a las estaciones de radio para promover ventas y difusión) y un proyecto paralelo con Ray Atkins y Clyde Moody para el sello King, el dúo comenzó grabando para RCA Victor, su filiación de marca más duradera, en 1949. Pero incluso con Kitty grabando solo y suministrando altas armonías de barítono en los discos del dúo, el éxito fue difícil de alcanzar en los años siguientes. Todo eso cambió con el lanzamiento de su primer éxito, "Poison Love", en 1951, la canción que hizo el Top Ten en las tres listas de Billboard country en ese momento. Lo que Johnnie y Jack habían hecho para descifrar las listas era tomar sus armonías rectas de bluegrass y unirlas a un ritmo distinto, principalmente suministrado por el bajista de estudio Ernie Newton, tocando una maracca y un cepillo de alambre simultáneamente mientras manejaba la parte de bajo. La combinación resultó ser un ganador, al que el dúo volvería en varias grabaciones, completo con terminaciones cha cha, que se convertiría en una marca registrada de Johnnie & Jack.

Después de un par de años, su sonido cambiaría nuevamente, añadiendo al cantante Culley Holt de los Jordanaires para countrify un lote de grabaciones de R & B, incluyendo "Sincerely" de los Moonglows, "The Four Knights" (Oh Baby Mine, "Kiss Crazy Baby" de Delta Rhythm Boys, y "Goodnight, Sweetheart, Goodnight" de los Spaniels , todos éxitos para el dúo.
.
Pero a finales de los años 50, los discos de Johnnie y Jack se integraron en el Nashville Sound, firmando con Decca Records en 1961. Su nueva compañía cambió la ortografía de su nombre a "Johnny & Jack", pero al final el dúo y Kitty estaban todos en la misma etiqueta otra vez y con sus compañeros de etiqueta como Patsy Cline, Ernest Tubb, Webb Pierce, Red Foley y Bill Monroe, no podrían haber estado en mejor compañía. El contrato no produjo más éxitos que el final de su mandato con RCA. Volvía de uno de estos viajes por carretera que debían enterarse de las muertes por accidente aéreo de Patsy Cline, el gerente de Cline, Randy Hughes, Hawkshaw Hawkins y Cowboy Copas. De camino a la funeraria para asistir a los servicios conmemorativos de sus compañeros intérpretes, el auto de Jack Anglin perdió el control, matándolo instantáneamente, terminando así con el dúo de Johnnie & Jack en una nota especialmente triste.

 
JOHNNY & JACK – POISON LOVE

JOHNNY & JACK – DOWN SOUTH IN NEW ORLEANS

JOHNNY & JACK – I WANT TO BE LOVED

JOHNNY & JACK – ASHES OF LOVE

JOHNNY & JACK – I NEVER CAN COME BACK TOO YOU